Arriba

Blog

meditacion niños

Niños meditando en las Escuelas

Niños meditando en las Escuelas

 

Si recibís habitualmente mis correos o lees mi Blog, quizás ya sabés que además de trabajar de Coach y consultor en empresas, soy Instructor de técnicas de respiración y Meditación de El Arte de Vivir. En los últimos años he enfocado mi tarea casi exclusivamente en el trabajo con adolescentes y niños.

 

 

Creo firmemente que enseñarle a un chico a meditar, es darle acceso a respuestas de muchas de las preguntas que le puedan surgir. Es invitarlos a conocer todo el vasto océano interior que llevan dentro.

 

 

Hay una sutil, pero enorme, diferencia entre iniciar a un adulto o a un chico en este arte. El adulto buscará un entendimiento racional de lo que es la meditación y de sus efectos, buscara pruebas, datos científicos.

 

 

Los chicos no te preguntan nada de eso. Se sientan, cierran los ojos, y luego con total inocencia te cuentan sus experiencias. Es como si a un adulto, que decidió por motu propio venir a aprender las técnicas, igual tuvieses que “convencerlo”.

Los chicos, que en gran medida vienen porque los traen los padres, no necesitan ser convencidos. Lo entienden “de una”, y sin rodeos. ¡Es asombroso!

 

 

Enseñando en las escuelas

 

 

Gurudev Sri Sri Ravi Shankar, fundador de El Arte de Vivir, es un enorme visionario. Su amplia, gigante mirada, lo llevó a desarrollar estos programas para chicos de cuatro años en adelante. Cada franja etaria tiene su programa específico. Y están bellamente diseñados acorde a lo que ese grupo vive y comprende en esa etapa de su vida.

 

 

Te confieso algo: si a mí me contaban antes de conocer esto, que había programas para enseñarles a meditar a adolescentes, me reía a carcajadas. Nunca lo hubiera creído. Sin embargo, el resultado es absolutamente contundente y notable.

 

 

Hace ya un año que estoy viviendo en San Martín de los Andes, Neuquén, y he tenido la fortuna de dictar los programas de El Arte de Vivir para en Escuelas. Se trata de programas introductorios para que los chicos conozcan dentro de su aula algunas de estas poderosas (y simples) técnicas.

 

 

Durante el segundo semestre de este 2017 estuvimos trabajando con los directivos de la Escuela 5, y voluntarios locales de nuestra organización, para llevar estas técnicas a los alumnos de cuarto y quinto grado.

Más de 70 alumnos, 40 docentes y 20 padres fueron beneficiados por un “Programa Piloto” cuyo objetivo inicial era que una parte de la comunidad educativa tomara contacto con estas herramientas, y evaluar los resultados.

La propuesta es trabajar con alumnos, padres y docentes. Al mismo tiempo, para que todos los actores tengan conocimiento de lo que se estaba realizando.

 

 

Algunas conclusiones

 

 

Los resultados fueron notables.

Lo que primero me impactó fue la diferencia de los chicos de cuarto grado entre el primer encuentro y el segundo. El primer día me costó unificar al grupo.

Imaginate: yo parado frente a 40 pibes de 8 y 9 años a los gritos y saltando después del recreo. ¡Muy desafiante sin dudas!

 

 

Lo hermoso sucedió a la siguiente semana, cuando al entrar al cole durante el recreo decenas de pibes se me abalanzaron apenas puse pie en el patio, felices de verme y diciéndome que me estaban esperando. Y te digo, ¡se notaba que así era!

Entre una sesión y la otra, la energía del grupo había cambiado completamente. Su predisposición era otra, estaban mas comprometidos con la propuesta.

Ya lo estaban disfrutando. Comenzaron rápidamente a gustar de cerrar los ojos y llevar la atención a su propia respiración.

 

 

Los docentes felices; les estábamos compartiendo herramientas que le permitían calmar a sus grupos, aumentar su nivel de concentración y generar vínculos más sinceros entre todos. Profundizar el nivel de conexión entre los chicos y poder hablar acerca de sus emociones y de, por ejemplo, valores humanos. El amor, la compasión, el respeto, el compañerismo. Todos atributos que los chicos tienen dentro, y tan solo con ofrecer el espacio para que lo expresen, genera un cambio en la atmósfera.

 

 

Click acá para ver el testimonio de la Seño Rosita , docente titular de cuarto grado de la Escuela 5 de San Martín de Los Andes

 

 

Los padres también felices; los chicos llegaban a casa y les contaban acerca de esto de cerrar los ojos y de los juegos que hacíamos en al aula. Veían un entusiasmo atípico por tratarse de cosas aprendidas en la Escuela. En el taller para padres, le dimos la oportunidad a ellos para que pregunten y se saquen dudas acerca de los programas. Sorprendentemente casi nadie preguntó nada, y contaron diálogos increíbles con sus chicos cuando les contaban acerca de las experiencias compartidas. Los padres venían como niños intrigados por conocer más y por experimentar estas técnicas.

 

 

Click acá para ver el testimonio de Roberto, papá de Maitena de cuarto grado de la Escuela 5 de San Martín de Los Andes.

 

 

LLevá esto a tu Escuela

 

 

De todo lo bello y profundo que viví este año de cambios geográficos y personales, la experiencia de haber dictado estos programas fue sin dudas uno de los puntos más altos. Y tengo ganas de seguir, y hay equipo de colegas que queremos seguir con estos programas.

 

 

Si lo que leíste te gustó, te inspiró, da un pasito más. Acercate a la Escuela de tu barrio, de tus chicos, y contales que existe esto para hacer un cambio profundo en la sociedad. Y desde luego, contás conmigo y con un equipo de personas increíbles para ayudarte a organizarlo.

 

 

Como siempre, gracias por estar del otro lado leyendo lo que escribo.

Por favor escribime, comentame. Será un placer responderte.

 

Un abrazo

GUS

 

2 Comments
  • Roberto Yael

    diciembre 14, 2017 at 8:44 pm

    Muy linda experiencia Gustavo, es ayudarlos a encontrarse con ellos mismos por eso se apasionan quieren saber más. Un abrazo grande Roberto